Si los fanáticos de los Washington Nationals no están preparados para ver a Bryce Harper vistiendo el uniforme de otro equipo, mejor que empiecen a prepararse.

Los expertos y los pronosticadores han especulado sobre su inminente agencia libre durante años. Ahora, finalmente, está aquí. Alguien le dará una riqueza incalculable, y ese alguien podría no ser los Nacionales.

Pero ¿qué pasa con un mundo donde los Nats no emplean a Harper o al derecho Max Scherzer? El mero pensamiento causaría un pánico generalizado en la capital de la nación.

No, Scherzer no es un agente libre; está bajo contrato hasta el 2021. Pero asumiendo que Harper firme en otra parte, Washington podría cambiar a  Max  y presionar el botón de reinicio después de una temporada decepcionante en 2018.

Suena improbable rozando lo ridículo. Scherzer ha ganado tres veces el premio Cy Young y pronto podrá agregar otro a su estuche de trofeos. Lidero la  MLB con 220.2 entradas y acumuló 300 ponches con una efectividad de 2.53. Ha lanzado 200 entradas en cada una de sus cuatro campañas con los Nacionales y durante seis años consecutivos en general.

Entre 2013 y 2018, acumuló 36.8 WAR por el cálculo de FanGraphs, superado solo por Clayton Kershaw (37.9 WAR).

Podríamos seguir, pero te haces una idea. Durante la última media década, Scherzer ha sido un as entre los ases. Perder a Harper por la agencia libre e intercambiar su as de rotación en una temporada baja sería un debilitador fuerte para D.C.

Dicho lo estipulado, examinemos los méritos de un acuerdo de Scherzer.