Béisbol

Peores contratos de Grandes Ligas

anuncio

Si usted es uno de los aficionados que aún siguen preguntándose por qué los equipos adeptos al análisis estadístico (que ahora son prácticamente todos los clubes de las Mayores) están siendo conservadores en el mercado de agencia libre, le dedicamos la presente lista. ¿Dejaron caer un elevado fácil? ¿Dejaron ir una curva en plena zona de strike? Cuando los peloteros cometen estos errores, tienen que olvidarlos y pensar en el próximo inning o partido. En el caso de las gerencias, sin embargo, sus errores pueden acechar a una franquicia durante toda una generación, desde lo vergonzoso hasta convertirse en factores que diezman sus posibilidades de éxito, dependiendo de los otros temas particulares de la franquicia.

He clasificado a los peores contratos del béisbol por sexto año consecutivo. Nos concentramos en lo que falta en dichos pactos, por ende, no tomamos en cuenta el pasado. Igualmente, estoy considerando solamente a peloteros activos, por ende, no traeremos a colación los $1.2 millones que gana Bobby Bonilla cada año hasta 2025, o los menos famosos $1.12 millones que recibe Bruce Sutter anualmente hasta 2021, con la bicoca de $9.1 millones que ganará en ese último año.

He clasificado los peores contratos en cuanto a superávit de triunfos, o sea, la diferencia entre el número de victorias por las cuales está pagando el equipo y el número de triunfos proyectados a recibir por los años remanentes de sus contratos.

15. Troy Tulowitzki (menos-4.2 triunfos)
Pagos futuros: $20 millones en 2018 y 2019, $14 millones en 2020, rescisión por $4 millones y opción del club por $14 millones para 2021

anuncio

Me encontraba entre los analistas a los cuales les gustó el cambio que hicieron los Azulejos de Toronto, así que sería muy hipócrita de mi parte ser cruel. Sin embargo, desde un punto de vista numérico, sus lesiones en la ingle y corva, las primeras en su carrera que han tenido un efecto real en su actuación cualitativa, combinados con las lesiones de este año nos dan un declive suficiente para que Tulowitzki forme parte de esta lista, por encima de Yasmany Tomas. Al final, el pacto entre Rockies y Azulejos que llevó a Tulowitzki a Canadá no ha ayudado realmente a ninguno de los involucrados en la forma en la que esperaban.

Ian Kennedy (menos-5.0 triunfos)
Pagos futuros: $16 millones en 2018, $16.5 millones en 2019 y 2020.

El hecho que Kennedy decidiera no rescindir su contrato tras una campaña con registro de 5-13 y efectividad de 5.38 fue una de las menos sorprendentes de este tipo. Kennedy parece tener un inicio sólido en 2018, con efectividad de 2.35 y FIP de 3.84 en sus primeras cuatro aperturas; aunque esto no es suficiente para inclinar la balanza al otro lado, considerando su FIP de 5.08 en sus dos temporadas con los Reales.

Pagos futuros: $21 millones en 2018, $23 millones en 2019, opción mutua por $25 millones para 2020 (rescisión para el club por $5 millones).

La aparición de Bailey en este ranking sigue cayendo un poco más cada año, no tanto porque haya mostrado síntomas significativos de mejoría, sino porque ese contrato está expirando lentamente. Al igual que Kennedy, al menos Bailey ha comenzado la temporada con fuerza, con tres aperturas de calidad en cuatro apariciones, pero eso no es suficiente como para cambiar de forma sustancial las previsiones futuras con respecto a mantenerlo dentro del roster.

anuncio

Copyright © 2018. powered by Wordpress.

To Top